Archivo

Posts Tagged ‘reforma laboral’

Nos empujan al abismo. Vayamos hacia otro lado

febrero 13, 2012 1 comentario

La reforma laboral presentada por el gobierno del PP confirma que su intención no es recuperar la economía y contribuir a la recuperación de la economía productiva y el empleo. Es urgente diseñar una propuesta positiva para llevarla a cabo cuanto antes y no dejarnos llevar al abismo.

Cuando Mariano Rajoy reconoció en el Congreso de los Diputados que este año el paro subiría aún mucho mas nos estaba diciendo que el cambiaría las leyes para contribuir a ese incremento. No hay en su proyecto ni una sola línea de la que se pueda pensar quizás por suerte se contrate a alguien, es muy patente que esto no preocupaba en absoluto a quien escribía el texto.

La reforma laboral tal cual está redactada presionará  a la baja de los salarios, degradará la estabilidad en el empleo abaratará el despido y favorecerá toda clase de arbitrariedades introduciendo la desregulación como única norma presente en todas partes. Mirada desde el punto de vista interno a las empresas que pueda interesarles este modelo laboral podemos encontrar un autoengaño “El descenso de costes laborales nos hará mas competitivos” cuando nuestra baja competitividad tiene mas que ver con la baja productividad que con los costes.

No me cabe la menor duda que esta reforma laboral no nos motivará a ser mas productivos cuando el horizonte con mas probabilidades sea el despido con cualquier excusa ahora si, legal. Un descenso de costes no significa mecánicamente un aumento de beneficios especialmente si este descenso se produce a nivel de todo el mercado de trabajo porque simplemente la demanda bajará contribuyendo a que la materialización de esa ventaja en costes suponga mas cierres de empresas y mas paro.

Redactaba estas notas cuando estaba ardiendo el ayuntamiento de Atenas y en las redes sociales se decia “ahora vamos nosotros”.

Sin duda combustible no faltará con esta reforma laboral, con la nueva reorganización de la banca que quieren paguemos recaudando los intereses de nuestro endeudamiento, ese que parece no se debe aumentar y sirve para sangrarnos.

Parece que los dirigentes del PP, la UE, los mercados financieros quieren que vayamos por el camino de Grecia, un pais en el que los intereses de la deuda se pagan al 17%, vamos un buen pellizco firmado por sus propios dirigentes políticos.

Admiro la valentía de los ciudadanos griegos, mi corazón está con ellos, es de humanos defenderse cuando viene el caco a robarte, yo me siento griego, porque quieren hacerme lo mismo, pero no me parece una buena elección la explosión de ira social y la destrucción. No podemos sumar a la destrucción de los dirigentes la nuestra propia.

En vez de quemar el ayuntamiento habría sido mejor:

Publicar sus cuentas, auditar los presupuestos y contratos, juzgar a los corruptos, reorganizar la acción municipal para crear empleo, ayudar a las iniciativas productivas, distribuir vivienda municipal a los sin techo, abrir negociaciones públicas entre representantes de los ciudanos y trabajadores de los servicios públicos para ajustar los servicios a la demanda ciudadana.

Todo es posible si nos lo proponemos y en ningún lugar está escrito que la violencia haya creado algo positivo.

POSITIVO es lo que nos falta…,

– Un plan de construcción de la economía sobre bases diferentes. Una economía del bien común, Sostenible, beneficio de 360º, responsabilidad social, participativa, abierta, local.

– Empresas horizontales que integren en sus objetivos los de todos sus integrantes, Empresas 3.0

– Las ayudas a la banca para construir economía social

– Mejorar la enseñanza, mejorar la salud y los servicios a los ciudadanos.

– Compartir es productivo y creativo, una buena base para cambiar los fundamentos de la cultura y acabar con las intentonas de censurar la red.

– La reorganización de la democracia sobre nuevas bases. Democracia liquida, sistemas tecnológicos de participación directa, todos los dias y no de 4 en 4 años.

– Reorganización de la justicia para que recupere su independencia con respecto a la política y las presiones de grupos de intereses.

Si las nuevas empresas basarán su organización en su capital intelectual y humano…. ¿qué nos falta para empezar?. Solo librarnos del viejo modelo, no tomarlo mas como referencia porque no solo no volverá sino que sus responsables lo están matando.

Parece que los sindicatos convocarán una Huelga General contra la Reforma Laboral. Ya les conocemos, igual cuando llegue la fecha ya han negociado una “versión limada” de Reforma o una “versión limada” de Huelga General.

Solo iré a la huelga si somos los ciudadanos los que la organizamos y si en ella dedicamos todo el tiempo que podamos a encontrar una salida positiva para la crisis, una salida concreta en la que todos tengamos nuestro sitio. Sabemos lo que es necesario.

¿Qué esperamos para hacerlo?

 

Redactado con prisa a altas horas de la noche. Seguro podemos hacer algo mucho mejor como propuesta positiva para no elegir como unica salida la destrucción.

Anuncios

Manifestándonos al borde del precipicio

febrero 24, 2010 Deja un comentario

Estuve en las manifestaciones de ayer, pero no me fui ni tranquilo ni satisfecho. Seguimos rodando hacia el precipicio solo que las ruedas sobre las que vamos, la del gobierno y la de los sindicatos,  están mejor sincronizadas.

Ayer los sindicatos CC.OO y UGT consiguieron su objetivo reunieron manifestaciones decentes en número pero controladas consiguiendo transmitir su mensaje:

“Respondemos a la inquietud de la gente, pero no vamos a convocar una huelga General, tranquilo Zapatero, estamos contigo, guardate eso para luego que ya sabes que contarás con nosotros”

Los trabajadores debemos preparar nuestro propio programa de salida a la crisis y no confiar ni en las propuestas de la patronal/gobierno ni la politica conciliadora de los sindicatos. Huelga General

Ayer por la mañana “casualmente” el ministro de trabajo había propuesto abandonar la comisión parlamentaría en la que se discutía esta reforma para que se pudiera hablar de ella, ningún grupo le apoyaba. Todo apunta a que simplemente quedará aparcado hasta otro momento. Hoy el mismo ministro, recuperado, decía que lo importante era avanzar en la negociación.

Sin embargo la patronal presiona para que se lleve a cabo este recorte porque quiere reducir lo que paga por cotizaciones sociales, quiere reducir lo que le cuestan los despidos, quiere cambiar las causas de despido, quiere modificar las garantías de jornada y profesionales con la flexibilidad forzada. Quieren pagar menos y su mensaje es “no llega” cuando en realidad dicen que no quieren pagar.

La U.E. y los mercados financieros y el propio Banco de España, también presionan. Estuvieron encantados con las ayudas financieras que inpidieron el estallido de la burbuja inmobiliaria y en medio de mensajes intervencionistas que cuestionaban las políticas neoliberarles de los mercados financieros de meses antes incrementaron de forma estratosférica la deuda del estado.

Como en nuestra democracia hablar es gratis para los políticos llega el momento de pasar la factura y la pasan a los de siempre, los que pagamos, trabajamos, sufrimos, votamos, justificamos, asentimos… etc.

¡Cuanto me acuerdo siempre de como las máquinas en el futuro de Matrix habían aprendido a obtener energía de nuestra sangre!. Ellos, la CEOE y la gran banca son nuestros parásitos y  quieren como siempre sacarnos la sangre. No hay duda de que Zapatero ha olvidado que dijo que “la crisis financiera no la iban a pagar los trabajadores“, quizás no se olvidó y simplemente mintió, pero llega el momento ha cogido el tubo de succionarnos y nos lo quiere poner.

Los especuladores han atacado estos días de atrás la credibilidad económica del estado usando las dificultades del Gobierno para imponer su paquete de medidas antisociales. La U.E. no está dispuesta a que vía euro le llegue una parte de nuestro agujero y ha advertido hasta con la amenaza de sacarnos de la zona de economía única.

En la lógica del sistema capitalista estamos cayendo porque somos poco competitivos y tenemos unos lastres que nos impiden recolocarnos en mejor posición en la cambiante economía global. Producimos muy caro, somos muy poco productivos y no hemos dejado el modelo especulativo de construcción-subvención en el que se ha educado una parte importantísima de nuestro empresariado.

Las intenciones del sector “chupoptero” no pretenden hacer ningún cambio de modelo, no están pensando en cambiar nuestra posición gobal, no están pensando en cambiar las obsoletas relaciones de trabajo al uso, jerarquía, presencia, horario infinito, baja productividad, pobreza tecnológica.. Solo esperan salvar su cuota de ganancia reduciendo los costes salariales.

Mientras está al acecho la segunda burbuja inmobiliaria la propuesta patronal se resume en sostener al frente de su “sindicato” a Diaz Ferran patrono antisindical que ocultando su gestión financiera cesó el pago de salarios ocultó su posible quiebra y defraudó a proveedores y clientes y ahora trabaja para terminar de escurrir el bulto de Air Comet en la que el nunca habría volado.

Si es negro el futuro vía Zapatero, no lo es menos vía la derecha o la patronal. ¿Acaso no hay otro camino?.  Sin duda lo hay pero no será esperando ni confiando en Toxo o Méndez.

Podemos esbozar algunos trazos del camino pero su concreción no es obra ni de blog ni de laboratorio, sino de nuestra intervención en la realidad como lo hacen l@s grieg@s con sucesivas huelgas generales, o en Francia con una tasa de paro de solo el 50% de la nuestra.

La banca debe devolver los créditos recibidos o respaldar la deuda del estado en los mercados financieros. Mientras tanto debe asumir la financiación del cambio de nuestra economía invirtiendo en formación y tecnologización de nuestra estructura productiva para una integración en la economía mundial mas humana ecológica y social.

Se acabó el ladrillo, hay muchas casas vacías y retenidas por la banca que entregar para su uso aunque se pierdan las fortunas especulativas invertidas en ellas. No mas embargos ni gente sin techo.

Cambiar las relaciones productivas, abajo la jerarquía, jornadas infinitas, salarios miserables, contratos basura. Está demostrado que la intervención y la implicación de los trabajadores en la organización y toma de decisiones deviene en mejores resultados del trabajo con mayor eficiencia del tiempo de trabajo haciendo real la posibilidad de reducir la jornada sin reducir los salarios gracias al incremento general de la productividad del trabajo.

No mas privatizaciones, un derroche improductivo e ineficiente de nuestros recursos solo para incrementar beneficios de sectores privados que no han sabido ellos mismos abrirse mercado. Cese de contratas, integración de sus trabajadores en plantilla…

Cancelar cualquier “diálogo social” para reformar el mercado laboral. Simplemente anular las leyes que permitieron la precarización en la contratación.

Abrir una mesa de reforma empresarial para reconvertir las empresas nacidas para la especulación económica y el beneficio via subvención estatal y acabar con la cultura empresarial del pelotazo/represión/engaño.

… ¿Se te ocurre alguna mas? Porque vamos a estar faltos de ideas, es lo que tiene ser protagonistas y no entregar tus decisiones a nadie, tenemos que valorar qué y como hacerlo. Tod@s somos necesarios pero nunca como ell@s y por su camino, por ahi no se va a ninguna parte.

Estuvimos en la manifestación, quizás algun@s no, pero seguimos “al borde del precipicio” …. mientras pensamos, estudiamos, reflexionamos… hay que hacer algo mas, unamos voluntades y preparemos una huelga general, la nuestra.

Produciendo a los 67

febrero 4, 2010 3 comentarios
produciendoa a los 67... en Twitpic

Produciendo a los 67

Así son los presupuestos sociales del gobierno del PSOE. Recorte de las pensiones, alargamiento de la edad de jubilación.

Recortes en los servicios y empresas públicas, proyecto de reforma laboral, cuatro millones de parados.

Recortes de los derechos civiles como la libertad de expresión, cierre de páginas web…

¡Solo en dos meses! y esperan aguantar toda la legislatura.

Que se vayan ya aunque no lleguen a la cita con Obama

De manifestaciones y marchas subvencionadas

diciembre 15, 2009 Deja un comentario

Hace unos dias cuando me dieron en la estación de Atocha un panfleto de CC.OO llamando a la manifestación del sábado pasado lo guardé en el bolsillo sin leer pensando “ya nos llaman para justificar la firma de una reforma laboral”.

Sabía por entonces que ya se había destapado la olla del pacto y tanto gobierno como sindicatos habían anticipado a la patronal su disposición a firmarles algo. Siento no se mas explícito, pero como es lo habitual ya deja uno los detalles para cuando hay que hablar en concreto y de eso se que ya hay mucho por ahi escrito, igual que sobre las cifras de asistentes también hay mucha letra.

Sabía también que muchos de los manifestantes venían en AVE. Muchos de mis compañeros tuvieron que trabajar ese día para los trenes de lujo especiales que ese día circularon. No sabía, pero sospechaba que entraba el bocadillo… y finalmente si, había bocadillo.

Algún medio de comunicación afín a Esperanza Aguirre se puso a comparar con tiempos con tiempos pasados cuando también de esa guisa se llevaba la Plaza de Oriente para enfervecerse con loas al dictador. Quien lo decía sabía de eso, los suyos lo practicaban y como cada vez hay mas gente opuesta a la aristocracia sindical quisieron sacar partido llevándose la crítica a los sindicatos a la derecha.

Si contamos los delegados de comités de empresa a los sindicatos les sobra público para obtener las cifras de asistencia que tuvieron, pero claro con el coste añadido de que no están todos en Madrid. Se gastaron una buena cantidad de dinero en traerles, eso si, sin caravana. Pero ¿porqué hicieron eso?,  si en Madrid hay mas trabajadores que la suma de todos los delegados de todas las centrales sindicales. Aqui entramos al trapo de lo que tenemos y llaman sindicatos….

Probablemente los mismos sindicatos pensaron que no iban a convencer a muchos trabajadores sin horas sindicales de que había que ir.

Quienes mas estamos sufriendo la crisis somos los que vivimos del salario de nuestro trabajo. Estos años de tras los convocantes a esa manifestación han ido firmando diferentes reformas laborales gracias a las cuales se ha precarizado tanto el mercado de trabajo que los que tienen contrato temporal se quedan en la calle sin mas y los que tienen contrato fijos pasan a procedimiento por la vía express por la cual si se paga lo que corresponde se convierte en legal. No sorprende que la intención de la patronal sea rebajar las indemnizaciones por despido así seguirán haciendo lo que hacen ahora pero mas barato, solo les queda precarizar los contratos fijos para que seamos tod@s precari@s.

Podría ser esta una apreciación injusta, subjetiva de por momentos específicos en los que “no les quedó mas remedio que retroceder”… Pero el día a día no aporta impresiones diferentes.

Tenemos un mercado laboral dualizado en el que por trabajos iguales se paga diferente dependiendo de si eres español o emigrante, fijo o temporal.  Si los pactos hubieran sido un retroceso calculado en un mal momento les quedaba a los sindicatos la posibilidad de defenderse en las empresas, pero estos han extendido la división entrando a negociaciones especiales para colectivos privilegiados dejando en la estacada a quienes no tenían la fuerza de los pilotos o los maquinistas.

Los intentos de romper este penoso marco sindical se han tornado en un  oposición absoluta al surgimiento de cualquier iniciativa que no se haya cocido en sus despachos hasta el punto de colaborar con la patronal en la represión si era necesario.

Los sindicatos han permitido que se rompa el compañerismo en el trabajo dejando que entre la competencia a traves de los contratos de trabajo e incluso sindicalizando de forma diferente a trabajadores que están en una misma unidad productiva.Han impedido que surja cualquier iniciativa que no se haya cocido en sus despachos hasta el punto de colaborar con la patronal en la represión si era necesario.

La conclusión que ha entrado por la fuerza de los hechos en la cabeza de todos los trabajadores es que no hay que luchar conjuntamente por los derechos colectivos, sino cada cual por los suyos. Así dejaron en la estacada los trabajadores de General Motors de Zaragoza a sus compañeros de General Motors de Alemania cuando se supo que General Motors no cedía sus fábricas a Magna.

El debilitamiento de los trabajadores por los continuos recortes de garantias sociales debería haber llevado al debilitamiento de los sindicatos, pero las bajas afiliaciones se han compensado ampliamente con subvenciones del estado, apoyo de las instituciones del estado y derechos sindicales (liberados) en muchos casos incluso por encima de la ley y hasta enchufes en contrataciones.

Esta connivencia sindical ha llevado a que los sindicatos sean vistos por los trabajadores como implicados en sus desgracias, nuevos aristócratas y de esto quiere sacar tajada la derecha.

Los burócratas de los sindicatos comprenden que la derecha quiere abaratar tanto que han visto la oportunidad de rebajar no solo salarios sino costes sindicales y como no pueden confiar en los maltrechos trabajadores han tirado de la billetera, esa que viene desde nuestros bolsillos a los suyos pasando por las arcas del estado.

Una manifestación es lo que nos prohibió la Delegación del Gobierno el día 4 de diciembre a quienes nos queríamos manifestar contra la Ley de Economía Sostenible y la ministra Sinde. Una manifestación es lo que hay alrededor del la cumbre del clima en Copenhague. Una manifestación es un acto de protesta y reivindicación.

El sábado no hubo manifestación, no es ninguna exageración decir que el sábado pasado no hubo una manifestación, sino una marcha subvencionada.

Qué duda hay de que tenemos que defendernos de las intenciones de la patronal de rebajar los costes sociales y salariales. Comprendemos que ya se les fue el dinero facil del ladrillo, la especulación, la subvención… y que innovar cuesta esfuerzos y pagar a esos intelectuales con dos carreras que trabajan de barrenderos. No es su estilo. Es mas facil rebajar costes que así también se mejora algo el margen de beneficios.

Pero tampoco puede quedarnos la mas mínima duda de que con estos sindicatos, los que hay poco vamos a hacer mas que ver como nos firman nuevos sacrificios para nosotr@s l@s de siempre claro, ellos no que ya han demostrado que tienen “fuerza social”.

No podemos perder la esperanza, estamos viv@s como se ha visto y se ve en la lucha contra el recorte de nuestros derechos en Internet. Hoy hay otros mecanismos para conseguir la unidad y la solidaridad que se se han cargado quienes debían defenderlos.