Archivo

Posts Tagged ‘Ideologia’

Recuperar el comunismo

noviembre 28, 2008 Deja un comentario

Es sorprendente como esta crisis económica, dicen que equiparable a la de 1929, está transcurriendo con mas tormenta financiera que social y no porque no haya motivos. Crecen los despidos y cierres de empresa y se resienten fuertemente las pequeñas empresas, o cierran por la caída del consumo y la practica desaparición del crédito.

Si a los dolores de la crisis sumáramos el robo que descaradamente están ejecutando los estados en las arcas públicas para sostener los hinchados mercados financieros sobrarían razones para recuperar el vocabulario de otros tiempos del movimiento obrero y el activismo social.

Sin embargo no creo que no esté pasando nada; una simplificación así no explica como ha resurgido intempestivamente la lectura de los clásicos del marxismo.

Se ha leído como reconocidos representantes daban por muerta una etapa del capitalismo y pedían por una reforma global del sistema financiero internacional y de las instituciones de Bretton Wods  (FMI y Banco Mundial).

Acertados o no en 1929, existían movimientos sociales y políticos con alternativas al capitalismo y una conciencia política alternativa recorría los organizaciones obreras y sindicales. Pero no hagamos una añoranza de esto.

La ideología de la sociedad ha vivido siempre en paralelo a su propia  época y a la experiencia histórica acumulada no podemos esperar hoy una conciencia política y social propia de otro tiempo.

Los ideólogos del sistema han jugado sus bazas e introducido modas ideológicas complacientes con el “statu quo”, que se han colado fácilmente en la conciencia social por el hundimiento de modelos alternativos centralizados y dictatoriales y la ausencia de nuevas vías.

Cuando tanto hemos escrito sobre el fracaso del estalinismo hemos reconocido implícitamente el agotamiento del modelo revolucionario surgido del siglo XIX, esa mezcla de comunismo y jacobinismo enraizado en la revolución francesa así como la revolución apoyada en solo una capa social totalmente definida por los rasgos del obrero industrial.

Cuestionado el híbrido nacido de unas circunstancias históricas concretas nos nos queda sino crear nuestro propio híbrido  a partir de lo básico de la idea comunista. La concepción de una sociedad basada en principios diferentes y movida por la solidaridad humana y el hacer colectivo, sin valores monetarios ni competencia ni explotación.

Surgen elementos de esta sociedad en cada conflicto, ocupación acampada de huelguistas hasta en versiones ya deformadas hacia el mercado como el cooperativismo social. Pero los dejamos relegados a la espera de ese momento luminoso de revolución al viejo estilo que nunca llega.

Sobreviven los trabajadores durante la huelga organizando “ollas colectivas”. Se extiende en las ciudades un movimiento de intercambio de trabajo con formato de “ONG” por el que tu ofreces lo que sabes hacer a cambio de recibir de otros lo que saben hacer sin pago alguno. Y podríamos encontrar decenas de ejemplos similares.

El comunismo sin embargo ha dejado de verse como alternativa de vida para identificarse solo con la militancia política según el viejo modelo.

En todas las sociedades anteriores los nuevos protagonistas construyeron nuevas relaciones de producción sin esperar el momento jacobino. La nobleza nació al tiempo que se hundían los imperios, la burguesía creo las relaciones mercantiles y la producción en gran escala. ¿Que nos impide ir creando estas relaciones de vida sin intercambio monetario ni explotación?.

A diferencia de épocas pasadas un movimiento tal, comunista, de la inmensa mayoría de la sociedad no puede surgir expontáneamente. No se trata de construir un modelo de explotación superior que derrote productivamente al capitalismo, sin duda es mas necesario cambiar la distribución que aumentar la producción.No es extraño el eco que las ideas de decrecimiento están alcanzando.

El crecimiento de la alternativa comunista como alternativa al modelo de vida y sociedad capitalista precisa de un consenso ideológico en la sociedad, en los objetivos y medios, con respecto a problemas actuales y heredados como el patriarcado.

Cuando decimos que el sistema actual no tiene alternativas en cierta forma no decimos por completo la verdad pues en el mundo musulmán su ideología religiosa se está convirtiendo en alternativa ideológica de defensa social, con contenidos retrógrados que rechazamos por supuesto.

Pero tendremos que reconocer que en los momentos de crisis es cuando mas fuerte ha vivido la humanidad la presión de las corrientes ideológicas. Un movimiento comunista de nuestros días no puede ser menos.

El comunismo debe ser un alternativa diaria con la que sobrevivir al sistema y caracterizado por fuertes señas de identidad:

Un movimiento social contra la explotación del trabajo humano.

Un movimiento social que redistribuya la riqueza y la cultura para acabar con las fronteras y las migraciones económicas.

Un movimiento social para la destrucción del patriarcado y la explotación infantil

Un movimiento social que reintegre al ser humano con el medio natural del que proviene, eliminando todas las prácticas destructivas para el equilibrio ecológico del planeta.

Un movimiento social que aporte gratuitamente a sus integrantes todo aquello que, necesitandolo para vivir, sabe y puede hacer sin intermediación del mercado ni la competencia.

Un movimiento social plural, ideológica y culturalmente. Democrático y horizontal en sus estructuras sociales. Pequeño en su organización local pero global por sus interconexiones a lo largo del planeta.

Y muchas otras mas cuya definición no pueden ser una acto académico sino la fusión de nuestra herencia cultural con la práctica diaria y la voluntad colectiva del cambio.

Seguiremos defendiendonos de los ataques del capital de sus rapiñas, de las agresiones militares, de los cierres y reconversiones, del aumento de la explotación… pero no hace falta esperar a los nuevos salvadores ni al momento culmen de la insurrección social, podemos empezar con quienes cerca de nosotr@s esten dispuestos a aportar al colectivo y recibir de el aquello que no aporte o nos niegue el mercado.

Un movimiento comunista tal, como alternativa de vida y no solo como tarea de militancia política, podrá sustituir progresivamente lo que aun recibimos a traves del mercado gracias a su expansión social geográfica y numérica.

No podemos esperar nada de las cumbres del G8, nada del FMI o del Banco mundial, nada de nuestros gobiernos, nada de la competencia en el mercado. El futuro está en nuestras manos, no lo hagamos esperar.

Conciencia y subjetividad en “Clases y sujeto de la revolución”

abril 18, 2008 Deja un comentario

He dejado esta aclaración de los últimos agujeros negros de mi post Clases y sujeto de la revolución, los vistos por GUS (si hay mas que alguien avise), para el final porque a mi entender es lo mas importante que me he dejado.

  1. Se concede a internet un papel motor “agente”.
  2. Desde que Internet ha empezado a influir en nuestra forma de vivir hasta convertirse en una parte mas, han surgido toda clase de atribuciones a la red. Esta es una confusión facil en cualquier redacción, he igualmente fácil de aclarar recordando que somos gente quienes nos conectamos y comunicamos a través de la red y quienes utilizamos estas facilidades para hacer u organizar cosas que si requirieran presencia física o no se podría o simplemente se haría en plazos mucho mas largos. Por supuesto Internet no es ningún agente social ni es una organización ni tiene cualidades que solo son atribuibles a la sociedad humana o alguna de sus partes. Discusiones parecidas han surgido con la prensa a la que se ha llegado a llamar “el cuarto poder”, aunque en la prensa si podemos mensurar los hilos del poder como son y como funcionan.

    Es conocido como poderosos grupos financieros están detrás de grupos editoriales, tenemos nuestro modélico y conocido PRISA que sirve para no alargar esta descripción. Pero ¿porque se le pone al lado la palabra poder?. Porque lo que escriben y dicen sus medios llegan a millones de personas influyendo y creando opinión, cultura política y social, nos guste o no su tinte o su orientación.

    La diferencia de este “cuarto poder” con Internet es que para que te lea alguien no hace falta poseer capital, gracias a la web 2.0 millones de personas opinan escriben y difunden sus ideas sin casi limitaciones. Aunque aquí también los medios poseen fuerte representación cada cual hace su “zapinweb” a medida y lee aquello que le gusta y apoya también lo que mejor le parece aunque lo haya escrito “fulano de tal“. Internet igual que la prensa crea opinión y cultura social o política, por supuesto con múltiples sentidos y contenidos, y hace una labor ideológica como cualquier otro medio de difusión cultural.

    Es igual que otros medios tradicionales de crear ideología, recordando a los clásicos… la iglesia, la educación, la familia…. La diferencia con estos estriba en que no se la juega el reportero que no redacta según la filosofía de quien le paga su salario. Por esto ha sido mas proclive a convertirse en medio de expresión organizada que la prensa oficial y con mayor alcance que la alternativa de siempre. Es lógico por esto que aplicaciones como Facebook al final creen redes sociales que no son solo para las fotos del fin de semana, o que un movimiento social como el movimiento antiglobalización utilizara Internet como su medio organizativo fundamental.

    La otra cara de Internet es su papel en la globalización. Muy difícil habría sido esta si el capital no hubiera contado con esta red mundial de datos.

    Con el panorama en la estructura de clases que he comentado antes no viene mal que algo interconecte en conocimientos experiencia opiniones e ideología una sociedad tan atomizada. Internet no lo va a resolver pero no esta nada mal que aporte algunas facilidades. Esto ya esta sucediendo; ¿que habría sido de las movilizaciones en el Tibet sin Internet? ¿porque China no hace sino vigilar censurar y cortar deterninados portales de Internet (caso muy conocido YouTube).

    Si nos remontamos a la época de nacimiento del proletariado las iglesias eran la fuente de pensamiento por excelencia. La prensa se leía en corrillos porque pocos sabían leer y solo los predicadores podían dirigirse habitualmente a grupos numerosos de personas.

    Si nos vamos mas lejos, a la edad media, solo quedaba la iglesia como difusora de pensamiento entre una masa humana fundamentalmente analfabeta. Los explotados no tenían ninguna forma de saber que lo eran y ninguna experiencia colectiva era lo suficientemente frecuente como para crear “conciencia colectiva”.

    Las fabricas trajeron algo nuevo, concentración humana, explotación similar una cerca de otra, y las primeras experiencias colectivas y frecuentes de lucha por las condiciones de trabajo; así nació la conciencia de los explotados de ser una misma clase. Obtuvieron de su medio sus experiencias colectivas y abrieron así sus oidos al mundo para encontrar a presbiterianos radicales solidarios con los pobres, ricos cristianos ideadores de falansterios y comunidades cristianas de iguales, sociedades secretas de disconformes con los resultados de la revolución francesa…. Por primera vez en la historia los explotados eran conscientes de ello y buscaban una solución al conflicto social. La elección de Max por ellos con su estudio del capital no podía ofrecer muchas dudas. Sus condiciones materiales ayudaron a obtener aquello que los medios ideológicos de la época no habrían provisto.

    Hoy no tenemos aquella situación y los centros de trabajo son otra cosa, pero podemos obtener y obtenemos información y cultura política de muchas mas fuentes que entonces y contamos con muchas mas posibilidades de elegir y valorar lo que sucede. En realidad la información es una montaña inabarcable para el individuo aislado.

  3. Aunque hay una referencia clásica al “sujeto para si” no se entiende de la redacción qué relación tiene con lo que se resalta de la importancia de la ideología..
  4. Las condiciones materiales para la oposición a la explotación del capitalismo globalizado las da este mismo. Existimos los explotados y el sistema extrae riqueza de nuestro trabajo para su exclusivo beneficio. Hoy somos alienados de nuestro trabajo igual que los primeros proletarios, aunque no todos seamos obreros industriales. Igual hoy que entonces producimos para la sociedad tal como esta es hoy en día.

    Por múltiples razones vivimos una etapa previa a la formación de una conciencia social acorde con las condiciones de explotación de nuestros días. No existe entre los explotados una visión común de nuestro mundo, tampoco existen movimientos ideológicos nuevos o atractivos que abran un nuevo camino a la humanidad.

    Sin embargo hoy se está produciendo una lucha ideológica intensa en la humanidad. En la época del proletariado era cosa de pocos porque pocos podían acceder a la cultura necesaria. En época de griegos y romanos eran tan pocos los que participaban en la lucha ideológica que todo el mundo sabia sus nombres, eran los filósofos; toda la sociedad se polarizaba a su alrededor y conocía sus opiniones aunque no pudiera leerlas.

    mmmm-termino el lunes

CONSTRUIR IDENTIDADES : CONSTRUIR ANTICAPITALISMO

noviembre 30, 2006 Deja un comentario

Vivir regularmente separados……..Ellas sólo perderán sus costumbres, y nosotros nuestras costumbres y nuestra constitución………Las mujeres nos convertirán en mujeres

(J. J. Rousseau)

UN COMENTARIO

Las palabras que siguen son un intento desmañado de aportar ideas para el inicio de un debate al que se deberían incorporar:

  • los elementos que articularan políticas de deseo y de construcción de una, no se como mejor llamarla, “contracultura”de “hombres concienciados”

  • junto con prácticas políticas de lucha contra las distintas femenizaciones de lo “chungo” (de la pobreza, de la enfermedad, de la precariedad, etc., etc.)

Elementos y prácticas de un proyecto de hombres que luchan por liberarse de la determinación que el rol masculino nos impone en la actual sociedad capitalista. Proyecto que no termina en un momento dado, sino que, en un incesante y diario acto de reconstrucción e interpretación realizados en nuestros distintos ámbitos de relación (lo privado y lo político), nos harán ir deviniendo de otra manera en la lucha por una sociedad más justa.

Fitz.

LO IMPORTANTE NO ES LO QUE HAN HECHO DENOSOTROS , SINO LO QUE NOSOTROS MISMOS HACEMOS DE LO QUE HAN HECHO DE NOSOTROS. (J. P. Sartre)

 

Toda determinación es negación .(B. Spinoza)

 

CONSTRUIR IDENTIDADES : CONSTRUIR ANTICAPITALISMO

 

El hombre viril encarna la actividad. Pero en realidad, dicha actividad no es más que una reacción contra la pasividad y la impotencia del recién nacido. El monopolio de la actividad que detentan los machos no responde a una necesidad social. La interiorización de las normas de la masculinidad exige un plús de represión de los deseos pasivos, especialmente el de ser cuidado por una madre.

Tal es el origen de una identidad masculina, más negativa que positiva, que pone el acento en la diferenciación, en la distancia que establece respecto a los demás y en la carencia de una relación afectiva. Así, mientras que los procesos de identificación femenina son relacionales, los de la masculina son oposicionales. El comportamiento que las sociedades definen como convenientemente masculino está elaborado, en realidad, con maniobras defensivas: temor a las mujeres, temor a mostrar cualquier tipo de feminidad, incluidas las que se esconden bajo la ternura, la pasividad o el cuidado a terceros, y, claro está, el temor a ser deseado por otro hombre. De todos estos temores, R. Stoller deduce las actitudes del hombre ordinario: “Ser rudo, ruidoso, beligerante; maltratar a las mujeres y convertirlas en objeto de fetichismo; buscar sólo la amistad entre los hombres al mismo tiempo que se detesta a los homosexuales; ser grosero, denigrar las ocupaciones femeninas”. La primera obligación de un hombre es la de no ser una mujer. (Elisabeth B. )

Lejos estamos, aparentemente, de la discriminación de la mujeres. En la sociedad del SXXI no se les niegan los derechos políticos como si lo hizo la Convención francesa de 1789 ni se las compara con “el animal o el negro” (se mueven a partir de los instintos mas primitivos: celos vanidad y crueldad ) como algunos lo hacían en el S XIX. Las manifestaciones más extremas del sexismo contemporáneo son las víctimas de la violencia machista que lo políticamente correcto rechaza; sin embargo el nuevo paradigma de mujer que nos cuestiona a los hombres (en general y a los que asistimos a debates de este tipo en particular) en nuestro rol de poder y la multitud de discriminaciones ( laborales, políticas, sexuales, de función cuidadora, etc., etc., etc., ) hacen del movimiento de las mujeres un revulsivo civilizador al que los hombres no podemos dar la espalda.

Si la masculinidad se aprende en multitud de mensajes que impregnan la sociedad-momento histórico actual (en la familia, escuela, medios de comunicación, grupos de pares, etc. ); ser conscientes de tal construcción nos hace, a los hombres que de raíz queremos transformar la sociedad de explotación y de alineación, empezar a cuestionar nuestro papel alienado y de poder como individuos que con capacidad de aprender y de reflexionar sobre lo socialmente construido del papel “superior” del rol masculino, para cambiarlo, damos pasos en nuestra cotidianidad y reconocemos, a su vez, la construcción del rol femenino para las mujeres como proyecto heterónomo del Patriarcado. La construcción de individuos que propongo, de forma claramente difusa, es una mixtura de elementos y prácticas arriba señalados, contraria a las naturalezas esencialistas que basadas en lo biológico hacen de un hombre o una mujer seres determinados per se, inmutables; la meta de personas libres ( todo un proyecto en el tiempo, con sus avances y retrocesos ) sólo se puede alcanzar a través de la propia práctica de seres que se mueven a sí mismos y por sí mismos crean y rechazan, esto es luchan.

….desde Galileo, las ciencias naturales han logrado una autonomía y un prestigio abundantemente merecido porque nos han dicho como funcionan las cosas, y no, como Aristóteles aspiraba a hacer, cuál es su naturaleza intrínseca (R Rorty )

INDIVIDUO Y SOCIEDAD (REFLEXIÓNY PRÁCTICA )

En nuestra época, tras la devaluación de las opiniones locales, una de las autoridades capaz de dotar de un poder reconfortante a los juicios que se pronuncian, es según Z. Bauman la autoridad del número (cuanto mayor sea el numero menos probable es que se equivoque ): las elecciones pierden mucho de su idiosincrasia y ya no aparecen azarosas. Sin embargo, habría que ponerse en la piel de las primeras sufragistas de principio del S XX cuando en la defensa de sus derechos eran tachadas de histéricas por la mayoría .

La forja de una identidad masculina con una visión crítica y alternativa a la sociedad actual requiere una práctica que se nutra de una reflexión individual en la que no nos sean influenciadas nuestras posiciones por cuestión de mayorías : Gorgias afeaba a Sócrates sus propuestas por ser minoritarias, este le respondía que en el dialogo que mantiene el individuo consigo mismo cuando se produce reflexión uno no se pregunta lo que opina la mayoría sino “¿que opinas tú , a quien pregunto?”. Esto es, cuantos hombres tienen reparos en tender una colada en publico, cuantos en manifestar cariño y temer por su pública identidad hetero.

Cuantos han roto en la practica con la sexualidad genital del falo erecto muestra palpable del poder del macho poderoso.

Cuantos de nosotros asumimos las labores del hogar equitativamente y no como una “ayuda” en la doble jornada de la sufrida compañera.

Todos somos en primer término fragmentos ambulantes de la institución de nuestra sociedad….” ( Castoriadis ).

Avanzar en la construcción de personas que contengan en su práctica y discurso un rol indeterminado ( hombre o mujer ) de luchas y valores solidarios y cooperativos es crear anticapitalismo, este se nutre de la violencia del “todos contra todos “: de la violenta respuesta angustiada por el miedo que los hombres dan (¿damos? ), hasta ahora, a la exigencia de las mujeres de igualdad. No ser fragmentos ambulantes y atomizados de la sociedad de mercado hace que nos enfrentemos (la mofa hacia los “raritos”, para empezar ) a mil y un obstáculos y retrocesos. Si tenemos claro lo castrante del rol que a los hombres se nos ha impuesto socialmente y de lo mucho que tenemos que ganar en tal construcción adoptaremos el sentido de la alegría y firmeza de las mujeres que eran tachadas de locas porque al empezar a romper la determinación social de su época exigían el derecho al voto, y de eso hace muchos, muchos años……..

 

Fitz

Este texto para imprimir

Nuevas formas de hacer política y la sabiduría de las multitudes.

noviembre 20, 2006 Deja un comentario

Revisando que había en Bloglines me encontre con un articulo de Carlos Guardián en K-governement sobre las nuevas formas de hacer política, influencias de la blogosfera, interacción entre políticos y ciudadanos en la red, redes de ideas, foros….

El artículo terminaba preguntandose “¿Será causa de la sabiduría de las multitudes?“.
Hasta ahora estamos teniendo una experiencia pequeña de todo esto en el estado español, pero nos llegan los ecos de lo que sucede en otras tierras y algunos políticos y partidos reaccionan poniendose al dia.

“De momento aquí nos tenemos que conformar con propuestas como las redes de blogs (las Ideas, Socialdemocracia, Red Progresista, Xarxa de Blogs Sobiranistes, Red de Blogs Socialistas) la wikizquierda o el foro de redes de izquierda. Ya tenemos de todas maneras alguna iniciativa orientada en este sentido como “Pledge Bank” en su versión española “Banco de promesas“.”

A mi entender son solo aún las reacciones de quienes “hacen política”, estan directamente relacionados con ella o incluso viven de ella. Existen por su puesto sitios web de organizaciones que en general no responden a lo que se pudiera considerar “web 2.0”.

Pero volviendo al final de la reflexión de Carlos Guardian no parece que estos nuevos medios estén cambiando la “sabiduría de las multitudes”, en todo caso si la velocidad con la que esta se forma y los medios que influyen en esta formación.

Qué piensan las multitudes sigue siendo el resultado de multiples influencias de instituciones u organizaciones que manejan las fuentes de la ideología la información y la educación.
Internet está permitiendo a las multitudes seleccionar fuentes de información y en ese sentido lo que piensan es ahora mas impredecible porque el pensamiento se conforma con fuentes no siempre controladas.

Lo impredictible hace que en procesos electorales sucedan cosas que los sistemas estadísticos y mercadotecnia política no pueden cuantificar.

De esta forma aún pasiva de pensamiento ha surgido el primer pensamiento activo, no generado, que son los blogs y redes de blogs que en algunos sitios, especialmente EE.UU han creado una fuente de información horizontal practicamente incontrolable.

Este conocimiento es aun pasivo, se recibe como consecuencia de la “busqueda de la verdad” o de informaciones que no pasen por los cauces habituales.

Los políticos que se han percatado corren a saber que se mueve en esas cabezas fuera de control para ajustar su mensaje, los contenidos del discurso y tambien su mercadotecnia política ya que está demostrado que finalmente termina incidiendo en las decisiones que hoy se pueden medir como son los procesos electorales.

El término “sabiduría de multitudes” incorpora sin embargo un ingrediente mas como es la compartición colectiva de conocimientos o valoraciones colectivos y asumidos como tales tras experiencias colectivas que permanecen en las conciencias de los individuos.

Fue sabiduría de multitudes el conocimiento y el uso de las huelgas durante decenas de años por el movimiento obrero, el mito de la huelga general de masas, la idea de la revolución en los años siguientes al triunfo Bolchevique….

Hoy no tenemos aún nada similar que podamos llamar así tras el derrumbe de los paises del este y el el sueño de la mayoría de las ideologías de liberación pero no es descartable que lo que llamamos web 2.0 o la blogosfera contribuyan en parte a su nacimiento si de ellas surgen no solo informaciones, críticas o polémicas, sino también acciones colectivas, diferentes de la individualista y aislada del voto, que son las que pueden asentar una nueva “sabiduría de masas”.