Archivo

Posts Tagged ‘estado’

Renfe ya se está privatizando

diciembre 1, 2009 Deja un comentario

Me encontré con este post sobre la posible privatización de Renfe y no he podido evitar contestar.

“Renfe podría ser privatizada a medio o largo plazo. Es la conclusión a la que llego cuando observo la situación. Un estado endeudado, un déficit incontrolado y una empresa grande que cada vez tiene más éxito debido a la extensión de líneas de alta velocidad.”

vía Renfe ¿la próxima gran privatización?.

Efectivamente el gran paso para la privatización se dio con la separación de RENFE en ADIF y Renfe Operadora. Esta separación respondía a una directiva de la U.E. según la cual los estados miembros debían abrir sus redes ferroviarias a otros operadores que pagarían un canon por el uso de la infraestructura. Supuestamente cualquier compañía con vehículos ferroviarios que pudiera prestar un servicio podría circular por las mismas vías que Renfe y competir por sus viajeros.

De esta forma ADIF se hizo cargo de la gestión de la infraestructura y Renfe Operadora se quedó con el tráfico de viajeros y mercancías.

La directiva y la separación llegaron a un ferrocarril que sin embargo ya había empezado a ser privatizado antes y que adolecía de graves dolencias originadas en los círculos de influencia del poder del estado.

Con la colaboración de los sindicatos, que han firmado todas las regulaciones de empleo que se les han presentado, Renfe ha ido reduciendo su plantilla para sustituirla por servicios prestados por otras empresas hasta el punto de que en cualquier gran estación a quienes vemos, la mayoría, son personal subcontratado.

Se ha creado alrededor de Renfe y Adif un enjambre de empresas prestadoras de servicios la mayoría integradas en un conjunto llamado “Contratas Ferroviarias” que monopoliza la mayoría de la subcontratación.

Todas son empresas privadas a las que llega el capital público pasando por Renfe sin que nadie se haya preguntado porqué sus directivos son exdirectivos de Renfe.

Estas empresas participan de una cierta rotación en las contrataciones con la condición de la subrogación de empleados. Quien se queda el contrato se queda los empleados que realizan el trabajo. Así unos empleados temporales realizan trabajos regulares cambiando cada  X tiempo de patrón.

Gracias a esta dinámica ese enjambre de empresas no está interesada en una privatización diferente pues perciben dinero limpio sin asumir responsabilidades ni inversiones que siguen recayendo en la empresa pública. Esta práctica no es una práctica de mercado porque esos servicios difícilmente serán contratados fuera de ese círculo con lo que la competencia no existe y los precios por sus servicios están por encima del mercado.

Los empleados que quedan han reducido drásticamente su número pasando de 75.000 empleados en 1985 a 15.000 empleados (2005) cuando se firmó el último ERE para la liquidación de 2000  puestos de trabajo.

Desde la inauguración del primer AVE el estado ha venido realizando fuertes inversiones en infraestructura contribuyendo a alimentar uno de los sectores centrales de nuestra economía, la construcción toda en manos privadas. Igualmente ha sido altísima la inversión en trenes de alta velocidad cuyos beneficiarios han sido CAF, Siemens, Alsthom y Talgo. Se han comprado tantos trenes que por la reducción de patrimonio urbanístico de la empresa (paso al sector inmobiliario privado) hay hoy día dificultades operativas con los vehículos.

La construcción de alta velocidad, que tantas veces sirve de plataforma electoral se ha tornado de esta forma en un torrente de dinero público procedente del estado destinado exclusivamente a engrosar negocios privados en los que Renfe juega solo un papel intermediario de distribución del pastel.

¿Quienes pagamos estos fondos?. Todos, a pesar de que el ferrocarril que tenemos no es para todos, es un ferrocarril de elite. Pero muchos ciudadanos se han quedado sin ferrocarril o porque han cerrado su línea de ferrocarril convencional o porque ya no para o porque no lo puede pagar.  La privatización “a la española” funciona.

¿Porqué esta vía hispana?.

Como decía la privatización ya había empezado antes y empezó fomentada por el mismo estado quien sistemáticamente cambiaba los directivos tras las elecciones. Así situaba en cargos relevantes a personas de su confianza que a su vez arrastraban consigo equipos de nivel inferior. Cada cuatro años se producía un movimiento general de cargos y con el relevo se producían algunos desajustes entre los amig@s que habían perdido el sillón.

Esta capa ejecutiva por sus conocimientos del sector es la que encabeza el enjambre de empresas y se sigue nutriendo en cada reelección del ejecutivo.

Otros ejecutivos permanecían en la empresa “sin cargo” pero con el mismo salario que cuando lo tenían. Su número a pesar de la enorme reducción de la plantilla no solo no ha disminuido sin que ha crecido. La división de Renfe y Adif se resolvió con una simple duplicación de los cargos. Este proceso de macrocefalia congénita sigue hoy día y se mantendrá mientras el cuerpo ejecutivo principal siga alimentando al enjambre de empresas privadas del sector.

Renfe “es una ruina“, eso es lo que interesa. Su permanente déficit justifica los sucesivos EREs, las sucesivas inversiones a fondo perdido, el uso político en líneas deficitarias y la única empresa orientada a “ser rentable“, como exige la ley de la que nacieron ADIF y Renfe Operadora, cuyas tarifas se discuten en el parlamento.

Cuando pensamos en privatización tenemos una idea abstracta sobre lo que eso significa. La idea concreta de la privatización está en marcha y muy avanzada. Con la excusa del ferrocarril moderno de Alta Velocidad hay una mano en nuestro bolsillo, el de todos los ciudadanos,  que nos privatiza cada día en grandes dimensiones.

CUIDADO PRIVATIZAMOS A ALTA VELOCIDAD

Anuncios

Cambiemos la dinámica de los servicios públicos

noviembre 24, 2009 1 comentario

Todo se altera en época de crisis y los males sociales y económicos se agudizan mostrando sus lastres y secuelas.

Los servicios públicos siempre amenazados de distintos tipos de recortes o privatizaciones son unos de ellos. En ellos podemos dejar que siga el curso general de la sociedad y ver como se degradan o podemos también cambiar su dinámica. Esa es la intención de este brevísimo artículo.

Nosotros, quienes trabajamos, pagamos los servicios públicos

currantes

currantes

Es fácil pensar que el dinero viene de algún sitio no totalmente definido, pero está muy definida la fuente de la financiación.

Impuestos sobre los salarios, IRPF, cotizaciones a la seguridad Social, impuestos municipales como el IBI, basuaras, circulación de vehículos, paga del iva por cualquier facturación o compra, impuestos indirectos en determinados productos como combustibles, multas de tráfico.. etc etc. Todo eso nutre los fondos del estado, ayuntamientos, comunidades autónomas Seguridad Social, empresas públicas de transportes etc.

Pagamos por tanto todos los afectados por esos pagos y detracciones, desde empleados a autónomos pequeños profesionales etc. Pagan menos quienes evaden impuestos o viven en la economía sumergida o marginal.

Estos servicios por su carácter universal son por tanto también una responsabilidad del conjunto de la sociedad.

El estado que los gestiona corrompe destruye y despilfarra

estado

Es algo tan conocido que el prestigio de los partidos políticos está por los suelos, según la propia fiscalía del estado con solo 28 casos conocidos se han sustraido 4158 millones en solo 10 años. Solo entre PSOE y PP suman 464 causas penales abiertas.

Desde las instituciones se usan los recursos que aportamos para negociar contratos con enormes comisiones, para favorecer amiguismos, para financiar a determinadas empresas privadas como la banca o Telefónica convirtiéndose su gestión en un ancho tubo por el que pasa nuestro dinero desde nuestros bolsillos a las cuentas de empresas privadas.

Un caso muy significativo es el famoso “Plan E” supuestamente para reactivar la economía ha servido para aportar negocio a los socios constructores de las instituciones (los de siempre) para que realicen obras urbanas la mayoría de las cuales eran totalmente innecesarias.

Desde las instituciones se adoptan planes que son autentico despilfarro y desoganización de servicios con el único fin de justificar medidas privatizadoras que no son sino la oficialización de la entrega de mas recursos públicos a manos privadas.

La consecuencia es que de todo lo que entregamos solo una parte cada vez mas pequeña llega realmente a la “producción real”  de los servicios sociales.

Todos sufrimos las consecuencias, los que pagamos y esperábamos recibir y los que prestan el servicio.

servicios

servicios

Los que pagamos recibimos cada vez menos y peores servicios o incluso en algún caso dejan de percibirlos por completo. El caso más evidente es la sanidad treméndamente deteriorada hasta el punto de que profesionales de gran valor se van a otros paises mientras aumentan las listas de espera o se demoran atenciones que derivan en agravamiento de enfermedades y malas praxis.

Los trabajadores ven disminuir aceleradamente las plantillas incrementando gravemente las cargas de trabajo directamente e indirectamente por la contratación de servicios a empresas liberadas de responsabilidad en el servicio. Se recortan también sus derechos para abaratar sus costes directos e indirectos.

Se crea una nueva capa de parásitos, los sindicalistas corruptos, y los directivos que obtienen beneficios por colaborar en la implantación de medidas antisociales a sus compañeros y a los ciudadanos que deberían defender.

No perder mas esfuerzos, ni recursos. Acabar con la corrupción el nepotismo, la privatización y demás lacras generadas en la gestión pública.

Los sindicatos mienten cuando dicen que los problemas laborales son problemas entre los empleados y la administración. Esto permite a la administración y las empresas beneficiadas por esta hacer campaña hacia la sociedad contra los empleados públicos. No hay salida en una lucha entre empleados y administración.

Hacer cola en las ventanillas como usuarios reclamando, o buscando conocidos que trabajen aquí o allí no sirve para obtener los servicios por los que hemos pagado, que tenemos derecho a recibir y que nos roban todos los dias.

De nada sirve elegir a otro partido para que se renueven quienes tienen la mano cerca de los fondos que aportamos para los servicios públicos. Las instituciones son un foco de generación de corrupción, no depende de las personas, y quienes se sienten en esos sillones tienen muchas vías directas e indirectas para recibir los beneficios de su intervención como gestores de recursos ajenos.

Podemos romper esa dinámicas destructivas simplemente acordando entre los actores determinantes las condiciones de prestación de estos serviciso. Consumidores/financiadores de servicios públicos debemos ponernos de acuerdo con los trabajadores que prestan estos servicios eliminando la intermediación del estado.

No es muy difícil, nos vemos todos los días, nos conocemos, sabemos donde están los centros de trabajo… podemos empezar fiscalizando conjuntamente las cuentas y contratos de cada centro así como las medidas locales de organización del servicio… y seguro que se nos ocurren más medidas para tomar el control de unos recursos que son nuestros no del estado ni de las empresas privadas.

Ponga una ZTA en su vida

octubre 13, 2009 4 comentarios

Lo bueno del descanso es que te permite hacer cosas que deseas normalmente y no puedes. Esta vez he podido leer “sin cruzar los párrafos”, “Zonas Temporalmente Autónomas” de Hakim Bey. Dejé las ideas sin letra hasta esta tarde, que ya toca.

De todo lo que dice y la idea a practicar que mas me gusta es evitar una definición de las “Zonas Temporalmente Autónomas”. me gusta porque es un llamamiento a encontrarlas y a vivirlas dejándolo a nuestra iniciativa.

En su texto hay muchos ejemplos de zonas que escaparon al control del estado y actuaron por fuera del sistema. Siguiendo su práxis yo diría que las fabricas que tomaron diferentes grupos obreros en Argentina durante la crisis del “corralito” y que hoy siguen funcionando sin criterios de mercado son ZTAs gracias a las cuales sus protagonistas viven y sobreviven de acuerdo a reglas propias adoptadas colectivamente. Su temporalidad no depende tanto de ellos como de qué haga el estado con su experiencia y sobre todo de si el resto de la sociedad sigue el camino oficialmente trazado o también lo abandona.

No comparto con Hakim Bey su visión negativa de la historia de los intentos de liberación social conocidos hasta ahora. Los intentos colectivos conscientes de liberación social no tienen mas de 150 años mientras nuestra historia como explotad@s puede tener unos 5000 años.

Si una ZTA surge gracias a la existencia de áreas vacias, fisuras y momentos de ausencia o crisis del control del estado entre 1917 y 1921 hubo en Rusia una gigantesca ZTA desde la frontera con Polonia al pacífico, o las hay en las áreas de México controladas por la guerrilla zapatista, o la hubo en la España de la guerra y la revolución por lo menos hasta las jornadas de mayo de 1937. No creo que de su hundimiento, fracaso o traición pueda sacarse una conclusión diferente, aunque si entiendo que el desánimo permita pasar página y dedicarnos a algo mas cercano y asequible que el mismo Hakim Bey considera puede fracasar o ser reprimido.

Creo que igual que hay que aprovechar las pequeñas áreas sin control y vivir sin tutela, experimentar nuestra libertad, crear una experiencia colectiva fuera del sistema… también hay que aprovechar las áreas grandes sin limitación alguna y con el mismo entusiasmo.

Me gusta el abierto antiestatismo de Bey, es algo que también hay que aprender de las grandes experiencias fallidas. El estatismo de los soviets hurtó la iniciativa obrera para dejarla a los bolcheviques que finalmente fueron víctimas de su propia obra.

Quienes están esperando la revolución sin experimentar vitalmente aquello que proclaman no se han emancipado aún de la tutela estatal. Necesitan algo superior para que sus propias vidas cambien y sin ello no cambiarán, aunque hablen contra el estado terminarán creando otro para sentirse tutelados de nuevo.

Es penoso ver en plena crisis económica como organizaciones que se dicen de izquierdas reducen su programa a exigir al estado tal o cual medida olvidando las fuerzas dormidas que como tales tienen miles y miles de parados. No hace falta esperar a nadie quienes quieran de ellos se pueden poner en marcha y como los obreros argentinos de arriba tomar su zona, construirla y vivir con ella.

Una ZTA es un reto, un laboratorio social voluntariamente iniciado por sus integrantes para vivir fuera del paraguas del estado con sus propias normas. En tiempos de “bonanza económica” son pocas las grietas que aparecen, muchas en tiempos de crisis.

¿Que sería del estado si de cada grieta surgiera una ZTA?.  La respuesta puede ser solo un sueño sobre nuestro futuro, pero depende de nosotros, de todas las ZTAs, de cada individuo, de cada colectivo y de nadie mas cual sea la conclusión.

Paseando por el retiro comentaba con un amigo sobre la perdida de tiempo y riesgos vitales que significaban las propuestas militaristas frente al poder del estado y nos acordamos de como los “barbaros” entraron en el corazón de Roma sin casi oposición militar. El sistema de recaudación de impuestos para pagar las centurias romanas había fracasado.

Ese poder militar y burocrático que es el estado se disuelve sin mas en cuanto la sociedad le retira su apoyo. No se como pueda ser, pero se me ocurre que simplemente dejemos de pagarle.

Decidir por donde

agosto 14, 2009 1 comentario

Algunas veces se escribe sobre temas importantes, tanto que no es habitual leer sobre ellos, lo cual en estos tiempos desabridos y descafeinados no es ninguna ventaja.

Hoy me llamó la atención el artículo La izquierda revolucionaria y el Estado de Izquierda Anticapitalista. Fui corriendo a leerlo, y recomiendo leerlo.

Pero lo que encontré fue una descripción liviana sobre distintas visiones del tema y ningún compromiso con ninguna de ellas, lo cual me dejó aterradoramente sorprendido.

Me gustó durante la campaña electoral de las europeas que I. Anticapitalista se postulara como una alternativa en la que caben distintas visiones antisistema; pero lo de este artículo es otra cosa, porque de todas esas visiones del estado no se elige ninguna, no se propone una propia, diferente u original, y tampoco se expone un compromiso de las diferentes visiones que hay en I. Anticapitalista.

Y esto es muy preocupante.  Sin una base definitoria de nuestra actitud frente al estado no es posible formular ninguna clase de propuesta política, ni con respecto al estado actual capitalista, ni con respecto a una sociedad libre de exlotación y discriminación, llamemosle socialista, libertaria o otra.

No hay proyecto político sin optar con respecto a la cuestión del estado.

Por ejemplo, la sanidad, está siendo privatizada, y quien lo está haciendo es el estado, estado español y las instituciones autonómicas que también son parte del estado.

No es posible decir solo “no a la privatización” porque ya se lleva corrido un trecho y por tanto debemos decir que camino queremos seguir:

  1. Si queremos volver a la antigua Seguridad Social, estatal, centralizada.
  2. Si queremos una sanidad autonómica pero sin gestión privada o con ella.
  3. O si lo que queremos es una sanidad pública gestionada conjuntamente por los trabajadores y los ciudadanos sin ingerencia del estado.

Yo me inclino por esta última  porque volvería a nuestras manos el control de esos recursos destinados a la salud y que pagamos nosotros mismos, y sobre todo podre podríamos negociar con los trabajadores de la salud su uso mas eficiente excluyendo a los políticos de turno que solo priensan en contratos, comisiones, beneficios bajo cuerda para tal o cual institucion privada, o simplemente robarnos lo que se nos descuenta en nómica cada mes para pasarlo a manos privadas.

Optando por esta definición estoy optando por un estado “decreciente” en poder e influencia, por una organización de la sociedad con poder de decisión real, por una reducción considerable de la burocracia y por una mejor sanidad pública.

Optar nos permite decidir los detalles de la política diaria y avanzar en los problemas inmediatos dejando claros cuales son nuestros objetivos estratégicos, sin vanguardismos ciegos, sin seguidismo borreguil y con elección consciente y pública del camino a seguir.

Optar no significa una merma de la pluralidad de una organización, sino el reconocimiento democrático de qué ideas progresan con mas fuerza y cuales no.

Elegir publicamente cual es nuestro camino nos permite abrir un debate social muy amplio sobre esto de forma que las elecciones internas y el peso de la opinión entre los sectores antisistema de la sociedad tengan vínculos reales y no solo organizativos.

Categorías:Cosas del mundo Etiquetas: , ,

kosovo y los estados como alternativa

febrero 20, 2008 Deja un comentario

kosovo etnias

“Kosovo divide la comunidad mundial y es un nuevo foco de tensión en Balcanes”

El titular de Terra, y su contenido resume el nuevo temblor en la estructura de estados y el equilibrio de fuerzas que a través de ellos gobiernan el mundo.

Tras la declaración de independencia se ha manifestado la división en los organismos internacionales de forma que los reconocimientos y rechazos han impedido un pronunciamiento tanto de la ONU como de la Unión Europea. Mientras los ciudadanos kosovares celebraban la declaración intervenían por primera vez las tropas de la ONU contra ciudadanos serbios que habían incendiado un puesto fronterizo

Habia leido antes el la opinión de Carlos Taibo en Altersocialismo, para él “ni siquiera quienes defienden el principio de libre determinación –entre ellos me cuento– tienen con qué sentirse satisfechos“. La verdad es que tampoco yo, no solo por el resultado y vericuentos por donde discurrirán los acontecimientos en adelante, sino también por las alternativas que no han surgido, por las ausencias.

Muchos estados rechazan la independencia porque abrirá la ‘caja de Pandora’ de las aspiraciones independentistas de muchas otras regiones a lo largo del mundo, en el corazón de algunas potencias y en los Balcanes mismos. No faltan las acusaciones sobre una independencia modelada para ser utilizada por EE.UU en la zona con formato militar, oleoducto o presión zonal.

Entre las poblaciones afectadas la aceptación o el rechazo están vinculadas con la esencia del estado como aparato de gobierno de los intereses de una parte de la población. Los serbios porque su identidad histórica y cultural forjada en la lucha contra la ocupación turca tuvo su centro de referencia precisamente en Kosovo; los kosovares porque el estado serbio no solo no les defendió sino que les persiguió anulando su identidad cultural mediante acciones militares genocidas. Croatas, eslovenos y macedonios porque la independencia de Kosovo hará irreversible la independencia que consiguieron con la desintegración de Yugoslavia.

Y así si proseguimos cada ficha del dominó de estados en el mundo se tambaleará al ponerse en cuestión la identidad o el sometimiento de pueblos y culturas.

Para quienes defienden esta forma de organización del mundo decidir si apoyan o rechazan solo tiene que ver con si se cuestiona o refuerza su posición con respecto al actual equilibrio de estados que no es sino la forma organizada y de fuerza del dominio de partes de la población en cada uno de los paises respectivos.

Para quienes creemos que cada pueblo tiene todo el derecho a decidir como se organizan y defienden sus intereses o sus relaciones con otros pueblos el problema es si seguimos usando el estado, esa maquinaria ancestral, como alternativa de liberación. Y yo creo que hay que abandonarla por completo.

Para convencer a la minoría serbia en Kosovo de que la organización cultural, económica, social de los albano-kosovares no perjudicará su identidad o su organización cultural, económica, social pudiendo desarrollarse ambas sin infringir afrentas ni intervenciones ajenas. Para esto la organización de la sociedad y sus organismos políticos deben integrar a toda la sociedad y no alguna de sus partes y por tanto hay que descartar a los estados como alternativas.

¿Como construir organizaciones sociales dispersas por los balcanes siguiendo mapas étnicos?. Quizas tengamos que rescatar del saco de la historia y la utopía la desaparición de las fronteras, la disolución de los ejércitos y la organización horizontal según criterios de afinidad u otro, de la población misma.

No me vale la etiqueta de “utopico” para devolver estas ideas al saco del olvido. Podemos hacer aquello que nos propongamos siempre que lo permita la naturaleza no humana porque la humana ya sabemos que es 100% mutable en sus formas sociales. Tampoco me vale aceptar ni el curso de la historia ni los mecanismos genocidas o represivos con los que se amoldan a las poblaciones guste o no el actual estatus mundial.

¿De qué estado habla Mariano Rajoy”

julio 7, 2006 Deja un comentario

Dice Mariano Rajoy… Zapatero “no representa al Estado” en ese proceso negociador, “se estará representando a si mismo, al PSOE o al Gobierno de España, pero en ningún caso está representando al Estado”.Otras noticias sobre el temaEsta contundencia del presidente del P.P. se puede atribuir a un estado de excitación crítica justo en el momento en el que se inician las negociaciones del gobierno con ETA y concretamente con ocasión del encuentro de Patxi Lopez (Secretario del PSE) con dirigentes de Batasuna. La frase en un reperesentante político de su importancia no puede ser ninguneada y merece ser vista por sus cuatro costados.Dice que no “representa al estado” sin poner adjetivo alguno, es decir que esta “no representación” es tan grande que carece de importancia recordar o no si el estado es un estado democrático o no. Dada la cotidiana aparición de ambos términos de la mano esta ausencia es muy importante porque su presencia nos recuerda siempre los mecanismos de elección y representación habituales según los cuales, y con las actuales normas políticas, el gobierno y su presidente si representan al estado democrático.

Puede ser que Mariano no se refiriera a todo el estado y si a aquella parte que se mantiene mas o menos aunque haya elecciones. K. Marx decía que el estado es una maquinaria integrada fundamentalmente por la burocracia funcionarial el sistema judicial-legal y los cuerpos represivos y militares. Estos responden a los cambios en la superestructura del poder pero también sobreviven a ellos.

¿Se refiere Mariano a esa parte del estado?. En determinadas circunstancias históricas el estado (el aparato burocratico-legal-represivo) ha tomado una cierta autonomía de la sociedad escapando a cualquier control impuesto sobre él. Esto nos contaba K. Marx en El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte y hemos visto con la llegada del Nazismo al Poder o la corrupción del poder Bolchevique.

Ahora no parece que asistamos a un giro del aparato estatal aunque si hemos visto que las vacaciones afectan al criterio de los jueces con la actitud de Garzón y la opuesta de Marlasca. Pero si puede ser que la actitud del presidente del PP incluya un llamamiento a una mayor autonomía de la que ellos serían líderes.

Es dificil que la negociación con ETA o Batasuna les vaya a reportar ventajas políticas pues hace ya tiempo que perdieron políticamente en la sociedad vasca y probablemente el PSOE no quiera sino nuevos puntos electorales, pero si es posible que las intervenciones políticas de ETA a golpe de bomba puedan ver su fin.

Mientras tanto suceda lo que suceda con la negociación, o aun siendo críticos con ella, no conviene perder de vista ni ceder ante quienes apelan al estado sin adjetivos.