Inicio > Crear con bits > Relaciones laborales en Empresa 3.0

Relaciones laborales en Empresa 3.0

Últimamente se aparece el hada “inspiración” visitando blogs amigos, creo que debo inaugurar una sección de enlaces con los sitios “inspirantes” como el de Artecar24 y Myklogica

Me ha encantado el artículo Trazabilidad sumergida de la actividad de Angel Cabrera (Artecar24) por su clara estructuración y definiciones. De el es facil obtener en poco tiempo aplicaciones para una organización productiva concreta. Recomiendo su lectura

¿Qué se puede hacer en el campo de la tecnología para mejorar los procesos, la gestión del conocimiento, del capital humano…?

¿Podemos integrar aplicaciones directamente productivas con una red social desde la que se acceda a todo?

Si, tecnológicamente todo es posible. La dificultad no está en este terreno sino en el terreno de las relaciones humanas para la producción.

La sospecha de que “me van a espiar” tiene su contraparte, “me van a eludir u ocultar conocimiento”.

Lo que denota es que existen intereses no coordinados o incluso enfrentados.

El cambio de organización en la empresa que permiten las tecnologías de nuestro tiempo nos permitirá, de llevarse a cabo, un desarrollo de nuestras capacidades productivas impresionante por la optimización de procesos, compartición de conocimiento e integración de equipos en contínua mejora, pero a diferencia de los modelos fordistas en los que la voluntad individual está totalmente reglamentada, encorsetada, coartada la creación y compartición, necesitamos del compromiso e implicación a fondo de las personas.

El cambio de modelo por tanto deberá acompañarse de un cambio global de las relaciones laborales.

Que yo tenga un techo bajo el que vivir, que tenga acceso a la formación para mejorar mis capacidades, que disponga de descanso y vida familiar o social, que la salud no sea “mi problema”…

Si la organización económica es capaz de integrar en sus objetivos los objetivos de sus miembros en una relación aceptada y en proporciones medidas según cada individuo podremos contar con el compromiso del capital humano dejando para la historia la conflictividad laboral.

La poderosa productivida de este modelo puede enterrar definitivamente la tentación del espionaje por un lado y la no compartición del conocimiento productivo.

Las transformaciones internas que requieren las organizaciones para aprovechar el mundo que hemos descubierno en las empresas llamadas 2.0 justifican sobradamente usar una denominación mas acorde que supere las incoherencias heredadas de las empresas 1.0, de ahi que el uso de Empresa 3.0 no sea un capricho.

Tenemos mucho por hacer pero merece la pena y es además posible.

Reddeideas ha puesto en marcha la iniciativa Empresa 3.0 con la que esperamos aportar luz a este cambio tan necesario

Anuncios
  1. enero 11, 2011 en 12:39 pm

    Te agradezco mucho la mención, máxime cuando está escrito casi desde la intuición o el sentido común, ya que mi perfil es más técnico (analista-programador muy interesado y activo en las redes sociales).

    Estoy de acuerdo contigo pero me preocupa algo, mi experiencia. Es decir, en estos últimos 20 años me he tropezado con un amplísimo abanico de personas, no todas con la misma motivación ni implicación. Yo mismo, según las circunstancias, he tenido distintos gradiantes de compromiso con la empresa donde he estado.

    Gestionar eso tiene mucho de psicología social y no debe ser nada, pero nada fácil. Pero al mismo tiempo, aunque nos pese, al final la empresa siempre entenderá mejor los números y los registros en tablas que los sentimientos o las emociones (aunque detrás de todo siempre hay personas, siempre). Habrá que buscar un justo punto donde todos ganen y unos más otros se sientan partícipes de un proyecto común.

    ¡Un abrazo!

    • enero 11, 2011 en 12:50 pm

      Has trazado muy bien las relaciones productivas y sociales en una empresa para poder llevarlas a aplicaciones de forma que la organización responda como una máquina totalmente nueva y ajustada al conocimiento y la tecnología actual.

      Si somos conscientes del necesario cambio en las relaciones laborales para que esto cambie de verdad será posible también trazarlas en aplicaciones en las que por supuesto los números son los que cuentan, pero los números de tod@s l@s actores, porque si solo son unos y no los otros nos quedaremos en la sospecha, el espionaje y la retención de conocimiento productivo.

      De visiones así salen las aplicaciones que son las que fijan en la herramienta las practicas humanas mas avanzadas para producir.

  1. enero 11, 2011 en 1:23 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: